Bella Golden

ACTUALIDAD_WEB

DE BOTARGA DE DISNEY A MODELO

Después de que dejó un comentario al azar en la cuenta de Instagram de Iskra Lawrence, Bella Golden fue descubierta por una agencia de modelos de talla grande y dejó su trabajo como intérprete de personajes de Disneyland para perseguir una carrera como modelo. Ahora firmada con la agencia internacional wilhelmina, Bella parece ser la próxima Ashley Graham.

“Cuando fui descubierta por primera vez, estaba trabajando en Disneyland como actriz de personajes, lo cual es algo gracioso que la gente siempre me preguntaba si era una princesa, pero no lo era. Yo era la que vestía un traje de animal completamente sudoroso.”

“Lo mío es que siempre me sentí un poco incómoda en mi cuerpo cuando estaba creciendo y no fue porque tenía curvas, sino porque era muy alta y algo torpe. Luego, a los 13 años, entré en la pubertad de inmediato y los chicos comenzaron a sexualizarme por tener caderas, así que durante mucho tiempo me estaba vistiendo para cubrirme. No estaba muy cómoda en mi propia piel y me perdí muchos años de mi vida porque estaba tratando de hacer que otras personas se sientan cómodas.”

“Aprender a amarme a mí misma definitivamente no fue algo de la noche a la mañana, así que adopté la actitud de “fake it ‘till you make it.”

“Las redes sociales también me han ayudado a sentirme mejor conmigo misma al forzarme a salir de mi zona de confort y publicar cosas que agradecería ver a otras personas publicar. Quiero que cualquier chica de 14 años que me sigue se sienta cómoda con su cuerpo, por lo que salgo a propósito de mi propia zona de confort para mostrarles una forma de cuerpo diferente en una playa normal. en lugar del “cuerpo perfect” en un yate en algún lugar.”

“Si pudiera dar algún consejo, sería anotar las cosas que quieres hacer. Reunirme con Iskra Lawrence y protagonizar una campaña con ella está en mi lista, solo para poder decirle cómo cambió mi vida y ese es el impacto de las redes sociales. Espero que podamos llegar a un punto en el que la diversidad sea un hecho y no tengamos que etiquetar a las personas por su tamaño, raza o discapacidad. Cuanto más diferentes tipos de cuerpos mostremos, mejor, de esa manera las jóvenes que están creciendo ahora tendrán algo con lo que puedan identificarse.”

Sé el primero en comentar