DETOX DE APIO

GUADALUPE REYES DETOX | DETOX DE APIO

¿Sabías que el jugo de apio es poderosísimo cuando se trata de enfermedades crónicas? Por sus sales minerales que activan los impulsos eléctricos y apoyan la función neurológica, ayuda a restaurar la salud.

El protocolo del jugo de apio, tal como lo recomienda Anthony Wiliams (medical medium), es evitando varios alimentos que pudieran restarle beneficios a las propiedades del apio, cómo lo son:

  • Huevo
  • Lácteos
  • Gluten
  • Soya
  • Vinagre de todo tipo
  • Levadura nutricional
  • Alimentos fermentados
  • Maíz
  • Embutidos
  • Cerdo
  • Aceite de cánula
  • Saborizantes naturales.

Tampoco se recomienda mezclarlo con otros vegetales porque funcionaría distinto a lo que es realmente el protocolo de jugo de apio. Más qué un detox, es un protocolo que ayuda a calmar la inflamación, eliminar neurotoxinas, aliviar problemas digestivos, balancear el azúcar en sangre, la presión y las funciones adrenales, entre otras cosas. Apoya significativamente en enfermedades crónicas como lyme, lupus, fatiga crónica, tirodies, diabetes, niebla mental, eczcema, acné, etc.

Lo recomendable es:

  • Tomar diariamente 16 onzas de jugo de apio en ayunas.
  • Esperar 25 a 30 minutos antes de consumir cualquier otro alimento.
  • Se utilizan los tallos y no las hojas.
  • Se deben esperar de 25 a 30 minutos para ingerirlo y después deben evitarse grasas como las de la nuez, almendras, cacahuates, etc. y leches de semillas o coco. Eso se puede consumir durante la tarde.
  • Deben evitarse al menos durante 35 días los alimentos que te puse arriba para que realmente funcione como protocolo para sanar.

BENEFICIOS:

  1. El jugo de apio cura y activa el intestino restaurando el ácido clorhídrico.
  2. Alcaliniza
  3. Reduce el colesterol
  4. Reduce presión arterial
  5. Antiinflamatorio
  6. Combate infecciones
  7. Elimina grasa del hígado
  8. Diurético y laxante natural
  9. Digestivo
  10. Altamente nutritivo
  11. Poderoso antioxidante

 

Por: Erika Serhan | Espacio en equilibrio

Sé el primero en comentar