SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA ¿LA NECESITO?

El uso de suplementos deportivos es muy común hoy en día, sin embargo, esto no significa que sea NECESARIO para todos.

Primero que nada, hay que saber diferenciar qué tipo de deportista eres, existen:

  • Amateur
  • Profesionales
  • Los que realizan 2 ó 3 horas diarias de actividad intensa en el gimnasio.

¡OJO! Si eres amateur, es decir, haces ejercicio de 4 a 5 veces por semana, durante una hora u hora y media, lo único que necesitas es una dieta adecuada y balanceada. Aquí quiero puntualizar que, tomar proteína (incluye los BCAAS), NO ES INDISPENSALBLE para el aumento de masa muscular. Recuerda que también la obtienes de los alimentos, entonces, al consumir proteína “extra”, tu cuerpo “utilizará” eficazmente sólo un porcentaje de ella, otro se irá acumulando en forma de grasa, debido a las calorías extras, y el resto lo desechará.

Algunos de los pros y contras de los suplementos deportivos:

PROS:

  • “Concentrado” de calorías y nutrientes en presentaciones ligeras y de fácil digestión (polvos, cápsulas, pastillas): ideales para solventar los requerimientos calóricos y nutrimentales del atleta de alto rendimiento o en etapa de hipertrofia muscular. Si se tratan de cubrir solamente con alimentos, puede causar: trastornos digestivos, acidez, inflamación, indigestión, sensación de pesadez, hartazgo, etc.
  • Son muy prácticos por las condiciones del deporte, o por cuestiones de horario laboral o de estudio.
  • Te permiten alcanzar los requerimientos diarios recomendados de micronutrientes que no se pueden obtener a través del consumo de alimentos.

CONTRAS:

  • Adulteración y falta de transparencia en el etiquetado: desgraciadamente existen muchos productos que son adulterados de manera deliberada para que se “vendan” exponencialmente. La falta de estudios que avalen su eficacia, pureza, e inocuidad es un serio problema.
  • Riesgo de intoxicación: puedes llegar a tener complicaciones de salud por el consumo excesivo de suplementos, por ejemplo: problemas dermatológicos (acné), gastrointestinales, desordenes hormonales y en casos más graves enfermedades renales o hepáticas.

Costo: Si eres deportista amateur o si buscas perder esos kilitos de más, NO GASTES en suplementos deportivos. Su costo es muy alto comparado con lo que puedes invertir en una asesoría con un profesional de la nutrición, que te ayude a crear hábitos saludables con un plan alimenticio adecuado a tus necesidades.

 

Por: L.N Luisa Fernanda Guerrero Garza | NUTRIFIK-T

Sé el primero en comentar