LA BOCA CALLA LO QUE EL CUERPO GRITA

NUTRICIoN_WEB

Mientras pasa el tiempo, si no escuchas a tu cuerpo éste tendrá que empezar a levantar la voz y empezará hablarte de forma que puedas realmente escuchar. Todas las enfermedades son una señal de que adentro de nuestro cuerpo algo está mal, o muy mal. Los alimentos son la respuesta que quieres darle a tu cuerpo para que esté bien otra vez. No esperes a que sea demasiado tarde y empieza hoy a escuchar tu cuerpo. ¡Es hora de comer para sanar!

Los alimentos pueden hacer cambios profundos en ti, tanto para bien como para mal, ya que lo que estás comiendo influye directamente en tu metabolismo, y esos alimentos pueden ser el problema por su ausencia o por su presencia. Así que todos los días pregúntate, ¿comiste hoy para sanarte o para enfermarte?

Todos los días sigue estos lineamientos:

Siempre haz 3 comidas y 2 colaciones:

Si tomas un medicamento para regular tu colesterol o glucosa ¿le dirías a tu doctor que no tienes ganas de tomarlo? Pasa exactamente lo mismo con la comida. Debes comer y NO saltarte ninguna dosis, eso quiere decir que debes comer 5 veces al día.

Come alimentos reales

Tus alimentos deben ser de la tierra, de los árboles, del mar, NO DE UNA FÁBRICA. Estos alimentos son los que verdaderamente debes comer, sobre todo los micronutrientes ¡Tu cocina es tu farmacia!

Muévete

El cuerpo humano necesita moverse y está diseñado para eso. El sedentarismo causa y desencadena muchas enfermedades; dislipidemias, obesidad, metabolismo lento, mala circulación, etc.

Toma agua

 La cantidad exacta de lo que cada persona debe tomar al día está en la siguiente formula: (tu peso en kg) x (0.033) = litros de agua. Es el principal motor para la desintoxicación de tu cuerpo sobre todo para los 2 órganos de filtración; hígado y riñón.

¡OJO!

El café, té con cafeína y alcohol en exceso influyen en la producción de insulina, metabolismo de la glucosa y función hepática; al mismo tiempo interfieren en la desintoxicación del hígado.

El cuerpo humano tiene la habilidad de curarse a sí mismo, de auto regenerarse y de hacer que todo esté bien otra vez, pero cuando no se encuentra en un ambiente alcalino, estable y rico en nutrientes le será más difícil sanar y reparar. Así que nunca esperes demasiado para escuchar y para detener esos gritos, porque cuando el cuerpo empieza a gritar, las cosas comienzan a complicarse.

Sé el primero en comentar