El vestido perfecto para tu tipo de cuerpo

Cuando recibimos el anillo de compromiso, lo primero en lo que pensamos es en el vestido. La búsqueda de EL VESTIDO puede llegar a ser larga, cansada y un tanto frustrante, debes saber algunos tips para hacer más práctica la situación y terminar feliz en vez de terminar llena de estrés.

Lo primero que debes de hacer es conocer tu cuerpo. Es importante saber qué tipo de forma tiene nuestro cuerpo para de ahí, basarnos para elegir el vestido que nos haga lucir hermosas y nos saque al 100% el potencial con el que contamos.

 Tipo de cuerpo: Reloj de arena

Características: busto y caderas proporcionados, la cintura es estrecha.

Debilidad: A estás mujeres las podemos odiar ya que tienen el cuerpo perfecto.

Lo que necesitas: vestidos ajustados de la cintura y con caída como el corte sirena. Te verás súper sexy.

Evita: prácticamente te quedan todos los cortes de vestidos pero te recomendamos que evites lo vulgar e incómodo. Esos vestidos que enseñan de más.

Ejemplo: Scarlett Johansson.

11

 

Tipo de cuerpo: Triángulo

Características: busto pequeño y caderas anchas.

Debilidad: piernas, pompis y caderas.

Lo que necesitas: drapeados, adornos y encajes en la parte superior así las miradas se centrarán arriba y no en tus caderas. Lo ideal es que tu vestido caiga en corte A.

Evita: las faldas acampanadas.

Ejemplo: Jennifer López

22

 

Tipo de cuerpo: Triángulo invertido

Características: busto grande y caderas angostas.

Debilidad: espalda ancha y el busto grande.

Lo que necesitas: escotes en cuello V así como bordados, adornos, pedrería, drapeados, tules en tus caderas con la finalidad de marcarlas visualmente.

Evita: los escotes en forma de corazón y strapless. No utilices vestidos corte imperio ya que se verá más grande tu busto.

Ejemplo: Jessica Simpson

THEIA BRIDAL FW12 NEW YORK 04/13/12

Tipo de cuerpo: Cuadrado

Características: busto, cintura y caderas iguales.

Debilidad: no tienen curvas.

Lo que necesitas: vestidos en capas que añadirán volumen, forma y feminidad a una silueta sin curvas.

Evita: las telas delgadas y con mucha caída como la seda. También evita los cortes simples y rectos.

Ejemplo: Keira Knightley

44

Sé el primero en comentar