¿CONOCES TU TIPO DE CUERPO?

Existen de forma general tres tipos de cuerpo y también puede ser que algunas personas caigan en la combinación de alguno de ellos.

ECTOMORFO

Estas personas son las que siempre vemos delgadas y por más que comen no consiguen ganar peso, ya que su estructura es delgada, poco ancha y tienen a poseer un metabolismo acelerado.

MESOMORFO

Este tipo de personas tienen forma de reloj de arena: hombros anchos y cintura pequeña. También se caracterizan por tener un metabolismo un poco más lento, lo que hace una ecuación un tanto negativa al aumentar con mayor facilidad grasa. A diferencia de los ectomorfos, si quieren perder grasa necesitan dedicarse un poco más al trabajo cardiometabólico combinado con un régimen moderado en carbohidratos para eliminar esos kilitos de más.

ENDOMORFO

Son los que luego decimos de “hueso ancho”; se caracterizan por tener cintura y caderas anchas. Además, sus brazos y piernas se pueden observar un poco cortos. Ellos pueden obtener con facilidad el incremento de su masa muscular, pero al tener un metabolismo lento, también ganan grasa a la par de músculo. Al igual que el mesomorfo, necesita realizar ejercicio físico constante y de tipo cardiometabólico si quiere quemar esa grasa que se encuentra de más.

Así que ya sabes, conoce tu cuerpo y realiza modificaciones específicas con él. Ahora entenderás por qué no te funciona lo que tu entrenador, amiga o hermana hace. Necesitas indicaciones específicas para tu tipo de cuerpo y los resultados los verás con tu genética de forma natural; no te frustres ni idealices un tipo de cuerpo, ¡mejor sácale provecho al tuyo!

 

Francy Estrada

Licenciado en Nutrición

Citas al (871) 131 0181 

 

“Que tu medicina sea tú alimento y tu alimento sea tú medicina.”

Sé el primero en comentar