Gina de la Parra Rivas

Ella es independiente, emprendedora y cuenta con una hermosa familia con la que ha logrado formar un hogar. Gina es una mujer que no sólo se encuentra a la vanguardia en el mundo de los negocios, sino que día con día, busca la manera de sembrar en el mundo algo que beneficie a la sociedad; es por eso que cuenta con dos colegios en donde la educación y el respeto son prioridad.  Además, se encuentra en ella la genuina preocupación por la juventud, por lo que forma parte del  Consejo de Jóvenes Empresarios de Durango. Una mujer digna de admirar, conoce más sobre ella. 

 

Sabemos que eres una mujer joven, hermosa y exitosa, pero además, cuentas con una gran familia que te ha dado la oportunidad de desarrollarte como madre y esposa. Cuéntanos, ¿cómo es tu relación con tus hijos y tu esposo? 

Mi relación con mi esposo José Ramón De Bursk Murguía es excelente, es un maravilloso esposo. Es cariñoso, entregado, respetuoso y comprensivo. Nos encanta viajar juntos, reírnos de nuestras pláticas, escuchar música, andar en bicicleta, estar en el jardín de la casa, hacer comidas con amigos y familia, disfrutamos mucho el tiempo juntos, debido a que él es piloto de Aeroméxico y constantemente viaja, así que no podemos vernos mucho tiempo. Para nosotros el tiempo es sagrado.

Como padre es muy divertido, nuestros hijos son muy diferentes. Mía es una niña muy segura de sí misma, y André es cariñoso; nos encanta jugar juntos y los jueves hacemos noche de baguettes con cuentos, velas y copas. Es nuestro momento preferido en la semana.

Como madre de familia, ¿cuál es el ejemplo que buscas darle a tus hijos? 

Mi familia es la razón primordial de mi existir, es por eso que busco ser cada día mejor persona y encontrar nuevos retos para compartirlos con ellos. Nuestros hijos ven, escuchan y actúan lo que hago, es por eso que soy un ejemplo a cada instante, cada palabra, reacción, sentimiento, lo hago pensando en ellos. Por ello, la honestidad, el servicio, el amor y la formación en fe son los valores que constantemente busco enseñarles.

Como tema importante desde cualquier punto de vista, la educación nace en casa. ¿Cómo fue tu infancia? 

Mis recuerdos son hermosos, mi madre y mi padre fueron ejemplos de vida que buscaron mi felicidad y sencillez. A mi hermano y a mí nos encantaban las Navidades, los regalos, la cena y la convivencia en ese día hacían que fuera inolvidable para nosotros. También recuerdo los juegos con mi papá, eran muy divertidos y él era muy chistoso, le encantaba llevarnos de paseo, como a la sierra o a la playa. Mientras que mi madre me inculcó la creatividad desde niña haciendo vestidos para las muñecas, collares, manualidades o cocina, algo que trato de realizar con mis hijos.

Platícanos de tu mamá, ¿qué has aprendido de ella? ¿qué te ha dejado para ser la mujer que eres hoy?

Mi madre es una mujer exitosa, fuerte, y feliz. De ella he aprendido su sencillez, sus ganas de dar lo mejor sin esperar nada a cambio y su honestidad. Ella siempre está a mi lado, y cuando he caído, me ayuda a levantarme y me anima a ser mejor. Constantemente me recuerda que todo es para bien, que tenemos que mejorar y los tropiezos de la vida son oportunidades para crecer. Mi madre me ha permitido ser una mujer creativa, sonriente y feliz.

¿Cuál ha sido el peor momento de tu vida? ¿Cómo lo sobrellevaste? 

Es difícil para mí esta pregunta. He tenido momentos difíciles, como todo ser humano; sin embargo, no hay un suceso en especial, aunque sí he tenido fases difíciles. Un día, leí en una tarjeta de presentación de un querido familiar que es psicólogo, la frase: “Lo importante no es lo que te sucede, sino lo que haces al respecto”, es por eso que siempre busco la mejor solución para afrontar y aminorar esos momentos.

¿Qué momento en tu vida te ha marcado e incluso cambiado? 

Hay 2 momentos en mi vida que me han marcado. Primeramente, cuando me casé, ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, y en segundo, construir una nueva institución educativa. Estos momentos de mi vida me hacen sentir realizada como mujer y profesionista. Definitivamente, para mí la sensibilidad y el amor son característicos de la mujer y estos son elementos necesarios para proveer la familia, y para mí, la escuela y mi hogar son mi familia.

En cuanto a tu rol de empresaria, conocemos que fundaste una institución educativa. ¿Qué significa la educación para ti? 

Desde pequeña surgió en mí la inquietud de ser empresaria; me gustaba jugar a la escuelita, tenía un pizarrón en mi recámara, y jugaba a ser la maestra. Para mí la educación es un proceso en el que se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar; gracias a la educación sabemos cómo comportarnos en nuestra sociedad. Puede que no nos eduquen en todos los ámbitos, pero sin una educación como la que recibimos desde pequeños, estaríamos muy mal integrados en esta sociedad.

¿En qué momento decidiste dedicarte a emprender algo como lo es un colegio de educación básica? 

En el momento en que se me ofreció una oportunidad. Mi mejor amiga Daniela Rivera Álvarez del Castillo, con quien estuve en la universidad, y yo, tomamos la decisión de emprender Colegio Dunor; la juventud que teníamos hizo que nuestra alianza fuera exitosa. Al inicio fueron momentos difíciles; sin embrago, siempre estamos juntas y nos apoyamos en los proyectos que creamos. Somos muy respetuosas de nuestro trabajo, el amor a la educación y la pasión al trabajo, son los caminos por los cuales caminamos juntas.

Cuéntanos alguna experiencia o momento que hayas tenido con tus alumnos del colegio y que haya marcado tu vida. 

Es un poco chusco. En una ocasión una alumna se presentó en mi oficina y me dijo: -¿Miss puedo pasar? – y respondí – Claro que sí -. Ella me dice – Te quiero demandar -, y de momento me sorprendí y le conteste – ¿Por qué?-, -Es que quiero que nos des más recreo -, y me quedé anonadada, sonreí, y le dije que con gusto veríamos ese problema, me dio una esperanza de vida. Creo que los niños son el reflejo de los padres y de sus acciones, el papá es abogado y el lenguaje de ella era el mismo, con sólo 3 años de edad expresan todo y nos dan los aprendizajes menos esperados en la vida.

Muchas personas dicen que se aprende muchísimo de los niños, ¿qué enseñanzas te han dejado?

En una ocasión mi hija y yo tuvimos que participar en un concurso de juguetes, teníamos que realizar uno con materiales reciclados. Recuerdo muy bien que había juguetes en la demostración, eran preciosos, grandes y muy atractivos a diferencia del nuestro que era una muñeca de lo más sencilla hecha con una bolsa de regalo. Estábamos mi hija y yo viendo la exposición de juguetes en donde teníamos que votar por el juguete más bonito, y un maestro le preguntó a mi hija que cuál era el mejor juguete, ella contestó: la muñeca. La verdad es que me dieron ganas de llorar, porque para mi hija era el mejor, me dio mucho sentimiento porque vi como otros niños, sí votaban por otros juguetes más bonitos y no el de ellos, por lo que puedo concluir que para nuestros hijos lo que realicemos en familia es único e ideal.

¿Cómo encuentras ese equilibrio entre tu vida laboral y personal? 

Con la ayuda de mi familia. Debemos de tener una vida organizada, estar en familia, amigos y dar el 100% en el trabajo, me encanta tener hobbies, leer, ver videos, estudiar, bailar la música de arcano, y cenar con amigos son actividades que me relajan y me hacen feliz.

Sabemos que empezarás una expansión del colegio, ¿qué sigue?

La búsqueda de empatar la calidad de la educación que se está impartiendo con las instalaciones en donde se aloja actualmente el Colegio Dunor. Las listas en espera nos indican que Durango está listo para dar ese paso a la modernidad educativa y las familias cada vez están más informadas de las opciones que el mundo ofrece. Dunor es una institución en movimiento, que se actualiza constantemente y se preocupa por estar a la vanguardia en el tema que nos ocupa. Es por eso que se realizará próximamente un campus nuevo para alojar los grados de primaria y secundaria.

Gina, ¿si pudieras cambiar algo en la educación pública en México que sería? 

Los sindicatos, ya que creo que tienen 2 facetas, una es positiva porque defienden al trabajador, y otra es negativa, ya que es una asociación de trabajadores que exigen demasiado, no hay vocación de servicio y buscan a toda costa su propio beneficio y no el de los demás. La cantidad de huelgas que realizan caen en el exceso. El sindicato se convirtió en un sistema burocrático de intereses personales, y los que se encuentran mayormente afectados son los alumnos, ya que reciben ese mal ejemplo de vida.

¿Cómo te sientes en este momento de tu vida? 

Me siento plena, apasionada, capaz de afrontar nuevos proyectos, con una estabilidad emocional y espiritual, con bases sólidas de mi familia especialmente de mi esposo que me brinda todo el apoyo y amor. Doy gracias a Dios de cada momento y trato de disfrutarlo como si fuera el último.

La imagen que representa una mujer en sociedad, ¿cómo debería ser? 

De autenticidad, de pasión por lo que realiza, de servicio, de aprovechar cualquier oportunidad sin miedos, con un corazón de lucha, con actitud de liderazgo, con fuerza, honestidad, respeto y tolerancia.

Estamos seguros que todas nuestras lectoras quieren saberlo, ¿cuál es tu secreto para mantenerte en forma? 

Creo que mi vida es muy activa, me gusta organizarme y tener buena alimentación.

¿Qué mujer mexicana admiras y por qué? 

Primero a mi madre, es una hermosa mujer por dentro y por fuera. Y bueno, hablando de mujeres mexicanas, también Martha Debayle: reconocida comunicadora de radio y televisión; en radio ha conducido programas de gran éxito, y en televisión ha destacado en la cobertura de eventos especiales, así como un segmento semanal sobre maternidad. En ambos medios Martha se hace cargo de la conducción, producción y edición de los contenidos. Es vocera del cuidado infantil, modelo de madre moderna y líder de opinión.

¿Qué piensas de las mujeres que en algunas ocasiones aparentan algo que no son? ¿Es necesario? 

No es necesario aparentar algo que no eres, el ser auténtica es algo único que nos dio Dios. En esta sociedad consumista de hoy en día es difícil escapar a esos ideales de consumo personal, donde parece que el objetivo para una mujer es tener buen trabajo, estar a la moda o tener pareja. Es por eso que yo invito a que seamos mujeres auténticas y con valores, dejando un lado el “qué dirán”.

¿Qué les aconsejarías a las mujeres que hoy en día buscan ser exitosas y lograr sus metas? 

El éxito es una toma de decisiones. No importa el que tú creas que era tu destino, puedes cambiarlo y dirigirlo hacia el éxito. Atrévete a llegar más lejos de lo que crees que puedes llegar. Si pones la meta más lejana de lo que crees que eres capaz de alcanzar, vas a hacer los esfuerzos necesarios para estirarte y alcanzar la meta difícil. Las metas fáciles no son tan divertidas ni interesantes, y por último, aprende algo nuevo todos los días.

¿Qué mensaje nos das a todas las lectoras de ESCAPARATE? 

Buscar el lado positivo de las cosas, con eso tendrás la oportunidad de encontrar nuevos retos. En la vida tenemos altas y bajas, como el monitor de un corazón, disfrutemos esas subidas, bajadas, y la oportunidad de crecer disfrutando al máximo. Si nos encontramos en bajas, es el momento de tomar fuerzas y sacar provecho de ellas.

Sé el primero en comentar